AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

domingo, 5 de abril de 2009

ALGUNAS COSITAS DE MI TERRAZA HUERTO-JARDÍN


Quisiera enseñaros en esta entrada de mi blog algunas cositas de mi mundo vegetal...a medida que pasan los días de esta primavera recién estrenada.



MIS  ROSAS:

Varios rosales ya han comenzado a echar capullos: tres incluso ya tienen rosas.

Mi rosal Joseph's Coat, que siempre tiene rosas de colores diferentes según el estadio en que se encuentren:


 
 

 
  
  
 

Este rosal es el trepador Paul Scarlett, pero aún es pronto para que trepe...Lo planté hace más de un año, en  otoño, y el pasado verano no floreció y apenas progresó. Esta primavera nos ha sorprendido con algunas rositas tempranas y con más follaje:

 
  
 
 
  
  
  
Otro rosal que empieza a desplegar su potencial es Old Blush Rose, el rosal preferido de los pioneros de la conquista del Oeste. Es resistente y muy refloreciente a lo largo de tres cuartas partes del año...sus rositas son pequeñas y sólo muy sutilmente perfumadas.  Por ahora sólo ha producido dos rositas, en sucesión, y la segunda de ellas por poco nos la perdemos de lo escondida que estaba...
Esta era la primera, aún en ciernes...
Y ya un poco crecidita...
Y ésta es la segunda:

  
 
MIS MODESTOS FRUTALES
Aunque no tengo casi esperanzas de una producción mínimamente presentable (el verano pasado sí fructificaron, pero este año parecen muy débiles los resultados de los transplantes...), ya hay algunas florecitas en nuestros fresales, e incluso algunas se están ya metamorfoseando en fresa...

Los botoncitos blancos antes de abrirse la flor:






Florecitas con la minifresita en el centro:


 





  
  
  
Cuando la fresa está más formada, los pétalos se mustian y caen:

  
 
Y luego están los groselleros...el año pasado compramos tres y los transplantamos: uno negro, uno blanco y uno rojo. Se nos murió uno...y no nos acordamos cuál! O sea que éste que amenaza con fructificar....¿cuál será?

 
 
  
También tenemos un frambueso, pero en estado todavía muy poco desarrollado. Las hojas son muy bonitas:
Éste es mi naranjo calamondín: da unas naranjitas pequeñas y amargas que se pueden confitar o usar en platos agridulces. Ha producido flores y tiene ya algunas naranjas.
Flor ya convertida en micronaranja:

 Dos naranjitas ya formadas, aunque todavía no maduras:
 
 
MINIHOJAS PARA ENSALADA O PARA WOK:
Este invierno compré semillas de minihojas orientales para ensalada: mizuna, komatsuma, kale...
Como son  vegetales que crecen bien con las bajas temperaturas, hace meses ya que los comemos:

  
  
 
 
Para recolectar estas miniensaladas no se tienen que arrancar, sino cortarles las hojas más grandes; porque siempre hay una más pequeña que espera poder desarrollarse y que más tarde nos podremos comer.
HIERBAS AROMÁTICAS
Ahora sólo tenemos laurel y perejil. Éste es el laurel:

Y éste el perejil, que crece felizmente y en perfecta simbiosis entre minirrosales y minisetos:

MIS PLANTAS CRASAS O SUCULENTAS Y MIS CACTUS
Son unas de mis favoritas, sólidas, resistentes y permanentes. Una pequeña galería...




  
  
 
  
 
MIS PLANTAS CARNÍVORAS
Mis carnívoras son una nepenthes (que tengo en el interior y por eso no aparece en esta entrada; podéis verla aquí), varias dioneas (venus atrapamoscas) y una sarracenia. 
Esta está siendo la evolución de mi sarracenia en estos meses primaverales. Partimos de una maceta que, tras haber sido podada drásticamente (podéis ver los extremos de los tallos cortados), ha estado aletargada durante varios meses; para plantas como la dionea y la sarracenia dicho período anual de hibernación es  esencial. 
Pues bien, durante este período de hibernación debemos mantener a la sarracenia en un lugar sombreado y no cálido y, ya podada, privarla casi completamente de agua. Teniendo en cuenta que durante su etapa de no hibernación hay que mantener la maceta constantemente en agua, es un gran cambio.
Una vez llega la primavera, procedemos a "despertar" a nuestra criatura. Le vamos aportando cada vez más agua (siempre por el método de recipiente inferior, nunca regando por arriba) y pronto dará sus primeras señales de vida. 
Lo primero que asoman entre los tallos antiguos cortados son una especie de tallos con una esfera al final: serán las flores
Estos tallos crecen y se desarrollan muy, muy rápido
 
 
En la última foto apreciamos como ya apunta la apertura de los sépalos, y que de la tierra están saliendo ya lo que serán los "vasos" o "trompetas" de la sarracenia:
 
Las flores ya más desarrolladas:

  
  
Los futuros jarros o trompetas, también creciendo:

Otra planta carnívora que tengo es la dionea, dionaea muscipula o venus atrapamoscas. Es la planta carnívora que más llama la atención, con sus "bocas" móviles y sensibles a cualquier movimiento de un insecto...o de un dedo con que queramos "acariciar" su interior. 
Mis dioneas,  como corresponde, también han hibernado durante un largo tiempo con privación de agua. Ahora han despertado y se hacen más grandes cada día. El crecimiento de la dionea es rapidísimo, en apenas dos meses la maceta se llena de tallos y bocas que compiten las unas con las otras. Pero aún es pronto para poner una foto así; por ahora tenemos sólo esto:

  
Fijaos que se trata de la misma jardinera, pero que en la segunda foto (haced clic para ampliarla) está llenita de agua de lluvia, la tierra está saturada de agua y las plantitas casi totalmente sumergidas. No le pasa a nada a la dionea si de vez en cuando, con la lluvia, ocurre esto. En su hábitat natural pantanoso (es una planta que crece exclusivamente en las Carolinas, exceptuando naturalmente todos los hogares y jardines botánicos en que crece "artificialmente") también le ocurre eso.
Y ahora...la flor de la dionea. Sí, la dionea también produce flores, como la sarracenia. Aquí tenéis un tallito con el capullo arriba, futura flor. Notaréis que es de hecho como una miniatura del capullo de la sarracenia. 

Con esto de las flores de la sarracenia los cultivadores tenemos un dilema: el consejo general es: tan pronto como veáis el tallito que asoma entre las hojas de la dionea: cortadlo! Si la flor llega a desarrollarse, debilitará la planta indefectiblemente. La planta consume demasiada energía para formar la flor, energía que luego redunda en una pérdida de vigor de las bocas cazadoras...Eso es lo que se aconseja, y sin embargo...qué bonitas son las flores de la dionea en su sencillez. Son blancas y, en proporción al tamaño de la planta, sorprendentemente grandes. Así que yo cada primavera, aunque corto despiadadamente la mayoría de los tallos de flor, siempre suelo "indultar" unas cuantas. Y eso haré también este año. Tiempo al tiempo y tendremos dos o tres florecitas de dionea. 
En esta foto se ve muy bien el tallito de la flor emergiendo entre las hojas, coronadas éstas por las bocas o trampas:

La "poda" de las flores:

 
  
  
Aunque no es de ninguna manera aconsejable hacer pruebas con el dedo o con lo que sea para ver si la dionea tiene las trampas activas (cada trampa se puede abrir y cerrar unas pocas veces, y luego muere), no pude resistir la tentación de comprobar si, tras el largo letargo invernal, mis dioneas ya estaban activas. Con una flor cortada, acaricié los pelillos internos activadores de la trampa y...

¡Se cerró! Pero parece que todavía no está despierta del todo: me dio tiempo a retirar el tallito...