AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

sábado, 21 de febrero de 2009

LOS BOMBONES MÁS FÁCILES DEL MUNDO, Y SU VERSIÓN NO TAN FÁCIL

Impaciente por estrenar mi nueva adquisición, un fundidor-fondue para chocolate, se me ocurrió hacer bombones con lo único que tenía: chocolate con leche y almendras de una marca "blanca" en absoluto específica para postres, ni para fundir. Vaya sorpresa: el chocolate se derritió en la maquinita sin reclamar nada de mi atención, después llené unos moldecitos de aluminio con él con la ayuda de una cucharita de moka...i voilà! Deliciosos bombones fáciles y económicos.


Quise después, sin embargo, complicar un poco la cosa, así que ésta es mi receta de bombones con cerezas al licor...bueno, otra, porque ya os expliqué cómo hacer los bombones matemáticos. Pero éstos son menos laboriosos e igual de sabrosos, además de muy bonitos.






En primer lugar, fundimos el chocolate (chocolate normal, no hace falta comprarlo especial para fundir) en nuestro fundidor eléctrico:




Después ponemos en cada moldecito media cucharadita de chocolate fundido, de manera que cubra la base con un grosos de más o menos medio centímetro






Regamos con 1/4 de cucharadita de licor a nuestro gusto:




Colocamos un trocito de cereza confitada presionando sobre el chocolate:





Y cubrimos con más chocolate para formar el bombón.



Finalmente, decoramos con más cereza confitada; también podríamos hacerlo con una avellana o almendra picada gruesa.

 
Los dejamos a temperatura ambiente unas dos horas en invierno, o bien los refrigeramos si tenemos prisa. En verano es aconsejable siempre el refrigerador.
Pasado el tiempo indicado, ya podemos separar el papel del bombón: han endurecido.
 



Al cabo de sólo dos horas escasas...ya nos pudimos comer el primer bombón!