AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

domingo, 22 de febrero de 2009

BIZCOCHO BATIK, DEDICADO A EMEKA

Le he puesto nombre a este bizcocho inspirándome en el comentario de Emeka en el foro de Mundorecetas..."Me recuerda al estampado de las camisetas desteñidas". A ella, pues, le dedico el bizcocho, pues gracias a ella le he podido poner este nombre tan original. Además me ha recordado mi infancia: yo tenía un libro de manualidades en donde se enseñaba a hacer teñir estas camisetas "con nudos"....Leí las instrucciones cientos de veces...pero nunca me atreví.

Véase si no, el parecido con la ropa  decorada con  técnica del batik:


 
En realidad, este bizcocho vino al mundo sólo porque tenía en la nevera un bote grande lleno de una especie de yogur líquido natural...era yogur que por alguna razón no había cuajado dentro de mi yogurtera, a pesar de que había seguido, como hago siempre y con éxito, los consejos de este maravilloso hilo también de MR, gracias al cual pasé de yogurtera fracasada a consumada experta. 
Pero bueno, esta vez no salió bien y ahí estaba el pseudoyogur esperando ser aprovechado. 
Y de ahí salió mi bizcocho. Como al ser totalmente improvisado no puedo poner cantidades exactas, pasaré directamente a la elaboración sin enumerar ingredientes. Espero que me disculpéis...
ELABORACIÓN DEL BIZCOCHO BATIK "EMEKA"
Cascar cuatro huevos en un bol y añadir un vaso normal de azúcar. Con la batidora de varillas espumar bien hasta que la mezcla palidezca. 
Añadir medio vaso escaso de aceite de girasol o de maíz (no recuerdo cuál usé) y espolvorear generosamente con canela y jengibre molidos. Añadir el yogur (unos 300 ml)  y seguir batiendo.
Incorporar harina bizcochona, serían más o menos unos 200 gramos los que yo usé, y harina de fuerza junto con un sobre doble bicolor de gasificante litines, hasta que la mezcla tenga la consistencia consabida de la masa de bizcocho. 
Verter más o menos dos terceras partes de la masa en la cubeta de la FussionCook previamente untada con aceite o con mantequilla. 
El resto de la masa mezclarla con unas dos cucharadas de cacao puro hasta que quede bien incorporado. Verterla con cuidado encima de la parte blanca que está en la cubeta; os quedará más o menos así:

 
Luego con un tenedor y con movimientos rotatorios o como queráis (es cuestión de experimentar) hacéis un dibujo:

 
Y ponéis la cubeta en la FC, cerráis poniendo la válvula en posición de salida de vapor y programáis Manual, 35 minutos. Eso si tenéis la FC original o "antigua" como yo, con la nueva ya tendréis vuestros programas y temperaturas específicas.
El resultado dentro de la cubeta nada más abrirla ya os lo he enseñado más arriba; mirad el bizcocho recién volcado:
  
La verdad es que la harina bizcochona y los litines han hecho su trabajo...
Como siempre, ponemos el bizcocho sobre una rejilla para que se enfríe bien antes de cortarlo:

 
  
...y poder ver el efecto marmolado que tan fácilmente hemos creado:

1 comentario:

Esperanza dijo...

Muchas gracias por la dedicatoria. La verdad es que no conocía el nombre de esa técnica pero ahora tiene un nombre muy sonoro tu bizcocho.
Seguro que, aúnque era grande, no quedo ni las miguitas.