AQUI ESTOY YO!

Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 19 de febrero de 2010

PASTEL DE PLÁTANO PARA UN DÍA ATAREADO





Así llama Sandra Woodruff a esta creación suya: Busy Day Banana Cake. La receta está en la página 49 del insuperable libro Secrets of Fat-Free Baking, que como ya habréis notado si habéis seguido últimamente este blog es mi biblia de la repostería dietética y la mayoría de las veces libre de grasa. Sandra da muchas ideas para sustituir la grasa en los pasteles, tartas y galletas, y una de estas ideas es el puré de plátano fresco muy maduro.




En esta ocasión no he contado los puntos Weight Watchers de este pastel, pero atendiendo a la información nutricional proporcionada por el libro cada porción tendría unos 4 puntos, eso si dividiéramos el pastel en 16 raciones y si incluyéramos, que yo no lo he hecho, el glaseado de queso ricotta.

Es un pastel que al llevar en abundancia un ingrediente 'compacto' como el puré de plátano no sube mucho, pero en contrapartida cuando lo horneéis se os inundará la cocina de un irresistible aroma a nuez moscada, que es la única especia que lleva. Me imagino que con jengibre, canela u otra especia debe ser igual de delicioso...

Para que nos saliera un pastel menos compacto, quizás podríamos usar claras en lugar de sustituto de huevo y azúcar blanco en lugar de moreno.



Una vez más, las inevitables modificaciones de la cocinera improvisada: en lugar de harina blanca la he puesto mitad blanca, mitad integral; el jarabe de arce se ha visto sustituido por melaza de caña, y el azúcar blanco por azúcar moreno. He añadido albaricoques desecados, que para mi gusto combinan muy bien con el plátano y con la nuez moscada. El glaseado de jarabe de arce y queso ricotta no se lo he puesto, con lo que sospecho que en realidad la información nutricional tendría que modificarse. La próxima vez que lo haga pesaré los ingredientes y calcularé los puntos, y seguro que la puntuación real es más baja.

INGREDIENTES

(Para medirlos se usa una taza de 250ml de esas con graduaciones de media taza, un cuarto de taza, etc.)

1 - 1/3 de taza de harina
1/2 taza de azúcar moreno
1 cucharadita y media de levadura química para bizcochos
1/4 de cucharadita de nuez moscada
2/3 de taza de plátano muy, muy maduro (3 plátanos pequeños)
1/3 de taza de melaza de caña
3 cucharadas de sustituto en polvo del huevo
3 albaricoques secos

ELABORACIÓN

En un bol grande se unen los ingredientes secos y se remueven bien para que la levadura se distribuya uniformemente.

Aquí os muestro los plátanos ideales para esta receta: madurísimos.






Con el prensapatatas o un tenedor machacamos los plátanos...






...y los añadimos al bol junto con la melaza de caña.




Mezclamos bien y añadimos, si queremos, los albaricoques secos, mezclando de nuevo muy bien con la espátula.










Lo hacemos al horno precalentado a unos 200 grados durante unos 30 minutos, o hasta que introduciendo un palillo en el centro salga seco. O bien, como he hecho yo, usamos nuestra panificadora en el programa cocción o horneado. En la Chefomatic sería el 91; en la Ariete Cocina Express, la que he utilizado, es el 12. El tiempo son 50 minutos.


Listo para hornear:



Y ya horneado:




Sacamos la cubeta de la máquina y dejamos enfriar sin desmoldar durante más o menos una hora. Desmoldamos, y ya podemos cortar si lo deseamos.












El pastel se puede también cortar a cuadraditos y untar éstos con lo que prefiramos. A mí me gusta especialmente el sirope o jarabe de arroz (malta de arroz), que es mucho menos empalagoso que, por ejemplo, la miel:





1 comentario:

Dely dijo...

Que pastel tan original, me ha sorprendido lo del plátano. Te ha quedado estupendo.
Un besín.