AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

sábado, 27 de febrero de 2010

PAN DE SOJA AMASADO EN CHEFOMATIC Y HORNEADO EN HORNO DE TURBOCONVECCIÓN

Otra receta en la que participan dos máquinas. Esta vez era sólo una prueba, pero ha dado buen resultado.






Cuando se hace leche vegetal en casa siempre queda un resto sólido que es lo que prensamos para obtener hasta la última gota de leche...sea de arroz, de almendra, de soja...En el caso de esta última este resto se llama okara. Por supuesto no hay que tirarlo, pues contiene muchos elementos nutritivos y mucha fibra...así que siempre que hago leche vegetal en casa aprovecho la okara para algo.

En este pan, la proporción de okara es realmente considerable, y ello afecta a la masa como luego veremos. No medí ni pesé la okara...pero no era menos de un vaso. Tampoco, al ser esto una simple tentativa, le hice foto. Por eso sólo hay foto de la masa ya formada.

INGREDIENTES

500g de harina de fuerza mejorada (Harimsa Doble Fuerza es una buena opción), y harina adicional para amasar y por si hay que añadir más a la masa

1 vaso de okara de soja, bien prensada y escurrida

1 cucharadita de sal

1/2 cucharadita de miel

1 vaso de agua (250ml)

2 cucharaditas de levadura seca de panadero


ELABORACIÓN

Con nuestra panificadora, yo usé la Chefomatic en el programa 13, elaboramos la masa poniendo en la cubeta, por este orden, el agua, la okara, la sal y el azúcar, la harina y la levadura.

Observamos muy atentamente cómo se va formando la masa, pues probablemente, debido a la textura que tiene la okara, nos quedará demasiado blanda y deberemos añadir harina, eso sí, muy gradualmente.

Conectamos pues, el programa de masas, al término del cual nos encontramos con esto:



Dado que la masa es tan esponjosa, si nuestra panificadora, como la Chefomatic por ejemplo, tiene la función de desgasificar la masa al final del programa...anularemos éste antes de que lo haga. Es mejor agarrar la masa con toda rapidez y ponerla en una superficie de trabajo previamente enharinada con generosidad:





Os quedarán muchos restos de masa en la cubeta...recogedlos ahora y añadidlos a la masa...u olvidadlos y haced lo que yo hice (ver más abajo).

Ahora tenemos que amasar...



...y colocar la masa con la forma que prefiramos sobre nuestro molde aceitado. Yo al usar el horno de convección utilicé una bandeja a medida. Hacemos unos cortes bastante profundos en la superficie.







Espolvoreamos sin miedo con mucha harina:



Y lo introducimos en el horno:



En este caso no hemos precalentado el horno porque queremos que el pan leve dentro del mismo. Colocamos el aro extensor...




Y programamos 50 minutos a unos 60 grados. Pero ahora viene lo de la masa que quedó en la cubeta: la recogí...e hice un minipanecito...que puse también a levar sobre la rejilla alta usando como molde una tapa metálica forrada de papel de aluminio. Para variar, aceité bastante este panecito.



Al cabo de los cincuenta minutos de levado....tanto pan como panecito han crecido mucho.



Entonces subí la temperatura del horno a 160 grados, y puse 20 minutos.

Esta temperatura y tiempo sirve para que el pan grande se empiece a hacer por dentro sin quemarse por fuera, y para que el minipan se haga del todo. Helo aquí:



Qué rico calentito...se nota que lleva aceite; me he pringado incluso las manos:



En cuanto al pan grande, en el momento de sacar el pequeño es la hora de darle la vuelta para que se haga bien por debajo.






Es el momento también de quitar el aro extensor y subir la temperatura, a unos 180 grados.
Cuando el pan tome color por debajo y al golpearlo suene hueco, está hecho.



La parte de abajo...bueno, esta vez quizá me pasé un poco:



Dejaremos el pan reposar bastante tiempo antes de cortarlo. Yo lo dejé en la rejilla toda la noche y por la mañana...






La textura de este pan es ligeramente húmeda, a causa de la okara de soja. Pero tostándolo al horno se obtiene un pan crujiente magnífico. Cuatro minutos a temperatura máxima en el horno de convección...simplemente para dare un toque crujiente.







Es un pan que me ha gustado mucho, y que repetiré casi cada vez que haga leche de soja.

1 comentario:

Dely dijo...

Pues para ser una prueba te ha quedado estupendo, como has puesto ideales para comer con tomate y jamoncito o para mojar en una de tus estupendas recetas.
Un besín.