AQUI ESTOY YO!

Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 26 de febrero de 2010

PASTA A LA BOLOÑESA CON CROCKPOT Y FUSSION COOK











Cada vez con más frecuencia hago
recetas en las que participan dos de mis máquinas de cocina...En esta ocasión la alianza ha sido entre la más antigua y lenta, el crockpot o slow cooker, y la más rápida y moderna, la FussionCook. La receta empieza y acaba con la FC, dejando para el crockpot la tarea central.

Las cantidades de salsa que resultan con esta receta dan para 6-7 vasos de la misma, que yo congelo y voy usando cuando lo necesito, para hacer pasta o arroz. Cada dos vasos son suficientes para 3 personas.

Sin ánimo de hacer publicidad...a esta salsa se puede llamar boloñesa Mercadona, ya que todos los ingredientes son de este supermercado.

INGREDIENTES

1 bandeja de 1 kg de carne picada mezclada
1 lata pequeña de tomate pelado-troceado
1 latita de doble concentrado de tomate
1 latita de cebolla frita
(Opcional) 1 pimiento verde pequeño a trocitos

Y la pasta que os guste.

ELABORACIÓN

Primero rehogamos la carne en una o dos cucharadas de aceite hasta que pierda el color a crudo.
Yo lo he hecho en la FC.








Añadimos el tomate troceado...





El concentrado de tomate...









La latita de cebolla frita...



Y mezclamos bien


Por supuesto que podemos terminar de hacer la salsa en nuestra FC... Pero yo en este punto siempre la paso al crockpot porque me gustan las cocciones lentas para las salsas. Conectamos la mínima temperatura, LOW...


...ponemos la tapa y dejamos hacer entre 6 y 8 horas.Los que estén familiarizados con los slow cookers no se extrañarán ante tiempos tan prolongados.


Al cabo de tantas horas...




Esta salsa la podemos congelar. Yo la pongo en vasitos con tapa:





Los dejo enfriar y luego los congelo.

El día que quiero hacer pasta a la boloñesa, utilizo la FussionCook para descongelarla.
Los bloques de salsa congelados se sacan muy bien de sus envases sólo con ponerlos boca abajo bajo el chorro de agua tibia.


Yo los descongelo rápidamente en la FC programando 3 minutos a presión.


Pongo un poco de agua para asegurarme de que tomen presión, y éste es el resultado al cabo de los 3 minutos:


Se deshacen muy fácilmente:




Caliento la olla poniéndole otra tapa:



Y cuando ya ha tomado temperatura quito la tapa y dejo que se reduzca un poco el líquido:



Ahora le toca el turno a la pasta. En esta ocasión usé pasta para fideuà. Los añadimos con la cantidad justa de agua para que apenas los cubra:






Y aquí los tenemos después de pasar por el programa pasta (5 minutos):


Ahora viene la parte más importante para mí de la receta, por el toque único que le da. Esta pasta, que al fin y al cabo se ha hecho en un entorno húmedo como el de una olla a presión...la vamos a secar dentro de esta misma olla, cocinándola sin tapa y removiéndola casi constantemente:



El resultado es excelente, como si a la pasta le hubiéramos dado un toque de horno:



2 comentarios:

Dely dijo...

Me encanta este tipo de plato,en mi casa se suele comer mucho.
Muy interesante lo del tema de la congelación, de esta manera tienes la carne lista para cuando la quieras.
Te ha quedado un plato delicioso.
Un besín.

Noentrobcap dijo...

Dely: la verdad es que desde que se me ocurrió congelarla siempre lo hago así. Solemos comer pasta una vez a la semana y así es muy cómodo...aparte de que luego puedes emplearla para otras cosas como empanadillas, arroz, etc. Lo que sí he descubierto hace poco es el truco de rehogar la pasta una vez hecha...sea en FC o en sartén, le da un toque perfecto. A mí es que no me gustan mucho las pastas con "textura mojada", jeje...