AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

sábado, 23 de enero de 2010

PATATAS "FRITAS" EN EL HORNO DE TURBOCONVECCIÓN

Sólo por hacer estas patatas ya merece la pena tenerlo, aunque es un aparato de gran versatilidad. Empezó siendo conocido sólo a través de distribuidores cara a cara, por el boca a boca...hasta que se ha ido haciendo un hueco en muchas casas. Contribuyó a ello el post de Mundorecetas que puso Leborin, que se convertiría más adelante en otro fijo, como se merece nuestro convec, que así es como le llamamos cariñosamente. Poco a poco el horno de cristal que hornea con aire se va abriendo paso en blogs,  en foros...como se merece.
Este es mi método para hacer las patatas "fritas". Pueden hacerse sin aceite o con él, lo ideal es una cucharada de buen aceite de oliva aunque podemos poner más o menos cantidad. Vamos allá.




INGREDIENTES

Patatas
Aceite de oliva virgen
Sal

PREPARACIÓN

Precalentamos el horno al máximo como 8 o 10 minutos.
Cortamos las patatas ya peladas como para freír y las lavamos y secamos bien.



Las ponemos en un recipiente donde quepan holgadamente y añadimos aceite...


...sal...


...y mezclamos muy bien, si queremos incluso con las manos, para que todas las patatas queden bien impregnadas de aceite y la sal se adhiera al mismo.



Procuramos que no quede casi nada de aceite en el recipiente; que lo recojan todo las patatas. Las colocamos en el soporte en que las hornearemos, que puede ser la bandeja de agujeros que viene con el horno, un colador sin mango y sin partes de pástico o, como yo hago, un cestillo de freidora con las asas puestas hacia abajo, que encajen entre los barrotitos de la parrilla baja, haciendo de patitas.



A continuación bajamos la temperatura del horno a unos 165 grados y las dejamos unos 10-15 minutos, o hasta que al morder una comprobemos que no está ni mucho menos hecha pero tampoco del todo cruda.  Gracias a estos minutos de baja temperatura la patata se hace por dentro sin quemarse por fuera prematuramente.

Una vez hayamos comprobado el punto de la patata (podemos aprovechar para moverlas un poco si hay muchas, de manera que las de abajo queden ahora arriba, pero no es imprescindible) subimos de golpe la temperatura del horno casi al máximo, ponemos la tapa y dejamos que se hagan unos 5-7 minutos hasta que las veamos doradas.

Se me olvidó fotografiarlas hechas dentro del horno; prometo editar esta entrada de blog la próxima vez que las haga, que será pronto. Ésta es la foto en el plato, como acompañamiento:



Si las hacéis con muy poco aceite, acordados de engrasar el soporte, porque si no las de abajo se pegarán.  Salen blanditas por dentro y crujientes por fuera: os las recomiendo.

2 comentarios:

Mery dijo...

Noen cuanto tiempo sin poder pasar pero poco a poco estoy poniendome al dia, tantos dias de fiesta y tantas cosas que hacer no me han dejado tiempo de mucho. Tus patatas estan increibles, quien ha dicho que no se puede estar a dieta y comer patatas "fritas".


Un saludo y muchisimas gracias por tantas recetas tan riquisimas, con sus explicaciones y fotos, gracias por tanto trabajo para que los demas lo veamos todo tan claro.

Noentrobcap dijo...

Hola, Mery! Sí, la verdad es que yo también me he ralentizado con las fiestas...hacía tiempo que no ponía nada en el blog...A ver si me voy animando, ayer hice el pudin de manzanas ww del foro pero en lugar de en el horno de convección (en esta versión ya está en el blog) en la chefomatic. Bueno, y a ti mil gracias por darle ese empujoncito al horno de convección en tu blog (genteeee no dejéis de visitarlo!)...si es que ahora estamos todas después de las fiestas buscando cosas ligeritas...