AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

martes, 5 de enero de 2010

LIGERAS GALLETITAS DE ESPECIAS: 'PRUNE BUTTER COOKIES'

Estas galletitas son muy bajas en grasa, bastante bajas en calorías y, hablando en lenguaje Weight Watchers, baratas en puntos. Su secreto es conocido por los expertos en pastelería baja en  grasas: sustituir toda la materia grasa, como la mantequilla o el aceite, por mantequilla de ciruelas, prune butter.

La mantequilla de ciruelas, que se hace en casa en medio minuto, da jugosidad a las galletas o a cualquier pastel al que se añada y además, al ser naturalmente dulce, nos permite usar mucho menos azúcar. Además, curiosamente y a pesar de la gran proporción de ciruela que se usa, las galletas no parecen "de ciruela", así que no nos cansaremos de añadir este ingrediente a diversas recetas.

Pensemos sólo en las calorías o puntos WW que tendría ese vaso de mantequilla de ciruelas...si fuera mantequilla de verdad. De ahí que podamos decir que estas galletas son dietéticas de verdad.

Total,  todo un descubrimiento. Las galletas están riquísimas y además, mirad qué aspecto:




 La receta de la mantequilla de ciruelas, que ya se ha hecho famosa en la red al menos en el ámbito anglosajón, procede del libro Secrets of Fat Free Baking, de Sandra Woodruff. Yo he copiado la receta de las galletas de esta página., aunque he sustituido la melaza de caña por dulce de leche.Además he añadido un glaseado de clara de huevo y licor.

Como veréis la receta viene cargadita de especias...si no os gustan mucho, reducidlas. Doy junto a cada ingrediente el equivalente en puntos WW; si hacemos las galletas pequeñas nos salen 36: 1 punto cada una.


INGREDIENTES

(1 taza  es una medida para 250ml)

2 tazas de harina,  18 puntos
3/4 de taza de mantequilla de ciruela, 4.5 puntos  (ved abajo la receta para su elaboración)

1 cucharada rasa de jengibre seco en polvo, 0 puntos
1 cucharadita de postre de canela en polvo, 0 puntos
1/2 cucharadita de café de nuez moscada, 0 puntos
1/2 cucharadita de café de sal, 0 puntos
1/2 taza de azúcar,  8 puntos
2 cucharaditas de postre de bicarbonato de soda, 0 puntos
1 huevo Omega 3, 1.5 puntos
2 cucharadas rasas de dulce de leche, 3 puntos
Clara de huevo y licor de leche para pintar las galletas: 0.5 puntos (por la poquísima cantidad que se usa con el pincel)
2 cucharaditas de azúcar para espolvorear: 1 punto


 -Para la mantequilla  de ciruela-

210g de ciruelas secas sin hueso
6 cucharadas de zumo de piña

Estos dos ingredientes suman 5.5 puntos, pero como la cantidad que sale no use usa toda en la receta,  he puntuado a 4.5.  Podemos ahorrar medio punto más sustituyendo el zumo por agua, pero realmente no vale la pena porque es medio punto repartido entre 36 galletas....También podemos probar otros zumos como el de manzana o naranja para experimentar con los sabores.




ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a 250 grados.

Primero elaboramos la mantequilla de ciruelas. Simplemente ponemos en la batidora las ciruelas y el zumo, procesamos y obtenemos esto:




A continuación medimos la cantidad que necesitamos para la receta, 2/3 de taza que es más o menos un vaso de beber agua menos dos dedos. Lo medimos sin apretarlo mucho en el vaso, para no poner demasiado.

Ahora hacemos la masa: reunimos primero en un bol los ingredientes secos menos el azúcar, es decir: harina, bicarbonato, sal y especias. Con ayuda de un colador o un tamizador los tamizamos sobre otro bol o lebrillo.

Ahora realizamos la mezcla de líquidos: en el vaso de la batidora, mezclamos bien la mantequilla de ciruela, el huevo y las 2 cucharadas de dulce de leche.Tenemos que batir bien hasta que el azúcar no se vea en absoluto.




Lo añadimos a continuación a los ingredientes secos:




 Y mezclamos, primero con una espátula y luego con las manos, hasta formar una bola de  masa de textura parecida a la masa brisa:






Si no nos resultara en un principio la masa con la textura buscada, añadiríamos algo de zumo o de harina. Conviene amasarla lo menos posible.







Ahora ponemos la masa sobre una superficie enharinada y la espolvoreamos también con un poco de harina por encima:




extendemos la masa con un rodillo, a mí me gusta que no quede muy fina, y cortamos las galletas a nuestro gusto; con un cortapastas, o bien podemos hacer bolitas.


A algunas les hice una marca con lo primero que encontré, un taponcito de corcho...


Por supuesto, los restos de masa con los que no se pueden hacer más galletas con el cortapastas...


....los  recogemos de nuevo para hacer otra bola y más galletas...pero sin amasar apenas.


Fijaos qué irregular la superficie al no haberla amasado apenas...pero da igual, es lo mejor para las galletas:


Y así vamos haciendo galletas y recogiendo la masa hasta gastarla toda.Como seguramente nuestro horno no dará abasto, podemos hacer una primera hornada y mientras tanto vamos moldeando la segunda.

Como era la primera vez que las hacía y quería experimentar, horneé algunas sin más y otras las pinté con una mezcla de clara de huevo y licor de crema de orujo; además las espolvoreé con azúcar. Para la próxima vez las decoraré todas así, pues quedan mucho más bonitas.





Yo horneo las galletitas en bandejas forradas con papel de horno; esto es especialmente importante si la bandeja es oscura, pues si no la forramos muy probablemente las galletas se nos quemarán por debajo. La temperatura de horneado debe ser de unos 180 grados, así que bajad la temperatura antes de poner las bandejas dentro.

La receta dice que hay que dejar las galletas en el horno hasta que están un poco doradas por los bordes y su superficie como cuarteada...yo las he tenido en el horno unos 15 minutos, los diez primeros con calor sólo abajo y después ya con calor abajo y arriba.

Estas son las galletitas sin glasear; de aspecto muy rústico:



Y éstas las otras; quedan también rústicas pero con un aspecto mucho más profesional:



Espero que os hayan gustado y que os atreváis con ellas...están riquísimas tibias, recién salidas del horno, y también ya frías o recalentadas en el horno; se congelan muy bien y se descongelan también en el horno a temperatura baja.

3 comentarios:

Dely dijo...

Que galletas tan ricas y ligeras, para tomar con un café o un té.
Desconocía la mantequilla de ciruelas, voy a ojear la página que pones en el blog, para ver como se hace.
Un besín.

Morganna dijo...

como me ha llamado la atencion esta receta tiene una pinta estupenda!!!!!

Cuchitri dijo...

Nena no pongas esas cosas que estoy a régimen y me entra mucha hambre!!!!