AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

sábado, 12 de diciembre de 2009

PAN RÚSTICO EN CLOCHÉ O CAMPANA DE BARRO

La cloché es una especie de campana hechade arcilla resistente al calor que viene acompañada de un plato llano. Para hornear el pan, se pone éste sobre el plato y se cubre con la campana, dando como resultado un pan rústico de aspecto y textura inigualables.
En realidad, la técnica es igual a la del  llamado pan en pyrex, que me enseñó Cracky  en su blog  y que yo a mi vez expliqué en el mío. Sólo que con la cloché  es todavía más emocionante...porque no ves el resultado hasta el final, al ser la campana de barro totalmente opaca.
Hay que decir que mi cloché...no es tal, sino una totalmente casera e improvisada. Una olla de barro puesta del revés sobre un molde, y entre ambos, claro está, el pan.
Mi primer pan "en campana de barro", pues, ha sido éste.




INGREDIENTES

325ml de agua
400g de harina blanca
100g de harina integral
50g de mejorante panario especial para elaborar pan ciabatta
5g (2 cucharaditas de postre) de levadura seca para panificación

ELABORACIÓN

Preparamos nuestra cloché casera: como yo no tenía un plato de barro suficientemente grande, he usado un molde metálico recubierto con papel para horno, que he untado con aceite, aunque creo que no hubiera hecho falta. Como campana, la olla de barro también aceitada:




Utilizamos el programa de masas de nuestra panificadora para elaborar la masa. Ponemos en la cubeta los ingredientes por el orden indicado, conectamos el programa (en la Chefomatic, el 13) y esperamos a que termine.

Aspecto de la masa dentro de la máquina, cuando comenzaba a levar:



Una vez terminado el programa, sacamos la masa, la colocamos en una superficie de trabajo enharinada, la amasamos brevemente, le damos forma y le hacemos unos cortes, ya colocada sobre la placa.




 

 











Ahora colocamos la campana invertida sobre el pan...


...y comenzamos el proceso de levado. En este caso ha sido largo, quizás lo podríamos acortar.

He introducido el conjunto en el horno frío y lo he dejado ahí durante una hora.
Después lo he conectado a 50 grados centígrados, y una hora más.
Finalmente, he subido la temperatura a 200 grados y lo he horneado durante 45 minutos, con calor arriba y abajo.

Temperaturas y tiempos pueden variar, según hornos. Si al retirar la campana el pan suena a hueco al golpearlo en su base y está dorado por arriba, está listo.

Hélo aquí recién sacado del horno:




Inmediatamente lo colocamos sobre una rejilla para que se enfríe, antes de cortarlo.


Si queréis ver la técnica del pan en pyrex, echad un vistazo a mis panes hermanos

Si queréis ver una cloché de verdad,  pinchad aquí

2 comentarios:

Dely dijo...

Madre mía si pillo esa pancheta, no llega a la cena, cortado en rebanaditas y untado con un chorritod e aceite, mejor dejarlo que me pierdo.
En definitiva, te ha quedado fenomenal, una duda ¿Qué es el mejorante?.
Un besín.

Noentrobcap dijo...

Hola, Dely! Gracias por tu comentario...pues ya lo he cortado y catado...tengo que editar el post para poner la foto, ha quedado muy bien...Me parece que a partir de ahora voy a hacer cada sábado un pan en campana...cada semana uno diferente.
Sobre el mejorante: se llama mejorante panario y se ha usado en España desde hace años, pero a nivel profesional...mi madre dice que cuando era joven se usaba. En principio sirve para mejorar la textura del pan y para hacer que dure más días. Lo que pasa es que, además, los de ahora están "especializados"...bueno, yo pongo pocos panes con mejorante en el blog porque salen todos tan fabulosos y sin ningún mérito para mí como cocinera...porque vamos, sólo añades harina, agua y levadura y...tachán, pan a medida. A mí me lo traen de Estados Unidos...hago acopio dos veces al año. Tengo mejorante para pan esponjoso (te sale blandito como el de molde, o puedes hacer bollos para hamburguesa o perritos), para pan rústico, para pan o bollos dulces, chapata, y uno que ya lleva masa madre incorporada...Pero ya te digo que en el blog pongo pocos panes de éstos porque mucho mérito no tienen...Los ingredientes son naturales y todos en regla, así que no me importa incorporarlos a veces a mis panes: es una seguridad de que te va a salir bien. Bueno, perdona el rollo pero es que estoy entusiasmada con ellos, lástima que en España, al menos que yo sepa, no se les dé mucha publicidad. Igual me decido y me hago distribuidora, jajaja...Un beso!