AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

domingo, 8 de noviembre de 2009

MERMELADA CON NARANJA CALAMONDÍN, Y BAYAS DE GOJI EN PANIFICADORA

Siguiendo con la racha de mermeladas en panificadora que llevo, ésta es otra. Igualmente la he hecho con la panificadora-cocinera Ariete Cocina Exprés, que es la que mejores resultados me da para hacer confituras.

A esta mermelada le he puesto un toque especial al menos para mí, y es que uno de  los ingredientes son naranjas calamondín de cosecha propia...aquí os presento a mi naranjito calamondín, que me compré hace ya dos años:



 

Ésta, claro, es una fotografía anterior a la elaboración de la mermelada...porque todas esas naranjitass maduras que veis ya no están, y sólo quedan las pequeñitas verdes...que siguen su camino. El calamondín produce unos frutos pequeños y agrios que no suelen gustar comidos tal cual; se usan bastante para recetas saladas combinadas con otros ingredientes. A esta mermelada le dan un toque que contrasta con el dulzor de los edulcorantes.
El árbol, aseguran, puede cultivarse como planta de interior, pero yo lo he tenido siempre fuera de la casa. En verano necesita mucho riego y el abono regular no le viene nada mal.
Pero vamos ya con la receta:

INGREDIENTES




En esta foto aparecen casi todos los ingredientes, menos dos que decidí añadir sobre la marcha: esencia de vainilla y melaza de caña.  Como las cantidades son variables según el peso de la fruta,vayamos ya a la preparación

ELABORACIÓN

Primero lavamos bien toda la fruta, manzanas, naranjas y naranjitas calamondín. Descorazonamos las manzanas y reservamos los centros.

Ahora pasamos a triturarla parcialmente en la picadora. Primero la naranja (no las calamondín)



 

...y la manzana:




Ahora cortamos a rodajitas las naranjas calamondín, que en esta foto parecen grandes sin serlo en realidad:


Unimos toda esta fruta y la pesamos. En mi caso pesó 800 gramos.




A esta fruta le añadimos el mismo peso en edulcorantes (naturales, por supuesto) si queremos la mermelada bastante dulce, o menos, si nos gusta que se conserve más ese toque ácido.  Yo le añadí sólo 400 gramos, entre azúcar moreno, azúcar blanco, miel y melaza de caña. También, por si a la mezcla le faltaba acidez, agregué un puñadito de bayas del goji...




Ahora sólo queda añadir una cucharada rasa de esencia de vainilla y echar la mezcla tal cual en la cubeta de la máquina:




Para cocer la fruta, ponemos el programa para mermeladas, en la Ariete el 11, una vez e inmediatamente después lo volvemos a conectar, apagándolo 20 minutos antes de que termine. Así la mermelada queda con una consistencia idea.

Mientras la mermelada se está haciendo, aprovechamos para preparar los frascos. Los que yo uso son de cristal, claro,  y con tapas metálicas. Para esterilizarlos los lavo con jabón y agua lo más caliente posible, luego los aclaro, los lleno de agua igualmente muy caliente y luego los vacío y los pongo boca abajo sobre una rejilla limpia para escurrirlos. Hago lo mismo con las tapas. A continuación meto todo en el horno de turboconvección y lo tengo a 160-180 grados durante 40 minutos.


No los saco hasta que la mermelada está lista.




Ahora se sacan con mucho cuidado los tarros y las tapas, pues queman mucho, y se ponen sobre una superficie que no esté fría, como un paño.




Esta vez me apetecía una mermelada sin muchos tropezones, así que le he dado  un toque de batidora:




La cantidad obtenida ha dado para dos botes grandes:





Como siempre, los tapamos y esperamos a que hagan el vacío..Lo comprobaremos cuando el centro deprimible de estas tapas especiales baje por sí mismo (y la tapa ya no produzca el sonido característico)




Y el resultado final...




 

No hay comentarios: