AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

miércoles, 12 de agosto de 2009

ROSQUILLAS, DONUTS, BUÑUELOS...LO QUE SEA, PERO CON MÁQUINA

 Estas rosquillas están hechas con mi máquina eléctrica especial para elaborarlas, llámesela rosquillera, donutera, berlinera o...como se quiera. Otro de mis trastitos, claro.  Como en este caso la máquina es pequeña,  se  obtienen sólo seis pequeñas rosquillas en cada tanda, pero como se cuecen muy deprisa, en cuatro minutos, y no hace falta engrasar, se pueden elaborar muchas con bastante rapidez.



Además, la masa para hacerlas se puede guardar (máximo 2 días) en la nevera; no hace falta hacerlas todas de una vez. Es muy cómodo para desayunar, sólo tenemos que sacar la masa de la nevera y encender la máquina y en diez minutos tenemos rosquillas frescas.

El baño de azúcar, miel y canela es opcional, pero las mejora mucho


INGREDIENTES


270g de harina de repostería
1 sobre de polvos de hornear tipo Royal
3 huevos
3 cucharadas de aceite
200ml de leche
150g de azúcar

Para el baño:

2 cucharadas de miel
10 cucharadas de azúcar
2 vasos de agua


ELABORACIÓN

Enchufamos la máquina para que se vaya calentando y adquiera la temperatura adecuada.

Ponemos los ingredientes para las rosquillas en un bol y con la batidora formamos una masa fluida:

 
Con una cuchara  y con cuidado vamos vertiendo masa en las cavidades de la placa de manera que llegue justo al borde. Si ponemos demasiada masa, ésta rebosará al crecer, si demasiado poca, la parte de arriba no se dorará.

 

Cerramos la máquina

 
Y esperamos cuatro o cinco minutos, al cabo de los cuales los buñuelos ya están hechos.

Para hacer el baño, ponemos los ingredientes en un cazo a fuego medio hasta que el azúcar se haya fundido.  Después bañamos las rosquillas muy brevemente, las sacamos y las espolvoreamos con más azúcar y también, si queremos, con canela.