AQUI ESTOY YO!

Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 30 de julio de 2009

SOLDADITOS DE CALABACÍN RELLENOS

Esta receta la encontré en un número especial de la revista Cocina Ligera. Le he hecho algunas variaciones, entre ellas el nombre, que me acabo de inventar en un alarde de imaginación, je, je...



En total tiene 14 puntos de la dieta Weight Watchers, a repartir entre las raciones que decidamos hacer. Naturalmente, reduciremos drásticamente la puntuación de la receta si eliminamos o reducimos el aceite (usando sólo una cucharadita es 1 punto) y si en lugar de arroz tomamos una ensalada.
Tal como presento la receta y para 2 personas, son 7 puntos por ración.

INGREDIENTES para 2-3 personas

Un calabacín grande o dos medianos, 0 puntos
250g de champiñones, 0 puntos
Una clara de huevo ***, 0 puntos
1 rebanada de pan tostado Recondo 1.4 % grasa, 0.5 puntos
2 cucharadas de aceite, 5 puntos
Sal, pimienta recién molida
3 cucharaditas de queso rallado ***, 0 puntos
1 loncha de queso light Eroski, 0.5 puntos
Para acompañar: arroz integral 120g, 8 puntos

ELABORACIÓN

En primer lugar prepararemos el arroz para que se vaya haciendo. Yo lo hice en la olla automática rápida a presión FussionCook, con el programa Manual, 15 minutos.
Ponemos el arroz en la cubeta, exactamente el doble de agua y sal, y conectamos.

Inmediatamente después ponemos agua con sal a hervir en una olla tapada y mientras va tomando temperatura preparamos los calabacines. Los lavamos, pelamos parcialmente para que queden vistosos y los cortamos a rodajas muy gruesas.



Ahora empezamos a preparar el relleno: ponemos los champiñones (éstos eran ya laminados) en la picadora con sal y los trituramos.
 
Los salteamos en una sartén rociada con spray de aceite "sin calorías" hasta que se reduzca el volumen:

 
  
Aquí mis fogones: los calabacines en el agua hirviendo, los champiñones en la sartén y en la FussionCook el arroz integral:


Vamos picando el perejil...



Mezclamos los champiñones con el aceite, el pan que habremos reducido a polvo, sal, pimienta, la clara de huevo y el perejil picado.


Sacamos los calabacines del agua (habrán pasado unos diez minutos), escurrimos y refrescamos un poco para que pierdan temperatura y así poder manejarlos.Los secamos bien.


Con la ayuda de un cuchillo y después una cucharita los vaciamos sin llegar al fondo y los salamos a conciencia para que no resulten dulzones.

Añadimos la pulpa obtenida a la mezcla para relleno.

Rellenamos los cuenquitos de calabacín apretando bien.


 Espolvoreamos con queso rallado y coronamos con la loncha de queso distribuida a trocitos.


Espolvoreamos con pimienta y entramos al horno, donde los calabacines estarán el tiempo necesario para que se acaben de hacer. A mí, la verdad, los calabacines me salieron ya cocidos del agua de hervir...o sea que el horno sólo fue para calentarlos un poco y para que el queso se fundiera, mientras iba poniendo el arroz en los platos.

Aconsejo sin embargo dejarlos templar un poquito, para que el sabor se aprecie más.