AQUI ESTOY YO!

Se ha producido un error en este gadget.

martes, 9 de junio de 2009

CHILI VEGETARIANO DE FRÍJOLES NEGROS EN FUSSIONCOOK

De la página web Sólo dietas  he tomado prestada esta receta vegetariana que he modificado sólo un poquito. Le he añadido cebolleta y he sustituido el vino por comino, que casa muy bien con las alubias negras.  La he hecho en la FC, programándola por la mañana para tenerla lista al mediodía. Como requiere unos pasos previos además del remojo de las judías, he preferido hacerlos la noche anterior para ganar tiempo


Es una receta que si sabemos moderar las cantidades puede tomarse dentro de una dieta de adelgazamiento. Además es muy sana al llevar mucha fibra y muy poca grasa, y proteínas procedentes de las judías y el arroz.

INGREDIENTES para 2 personas

90g de judías negras, 4.5 puntos
90 de arroz tailandés aromatizado con jazmín (4.5 puntos)
2 dienbtes de ajo
1 cebolla pequeña
2-3 cebolletas, incluyendo la parte verde fresca
3 zanahorias pequeñas
1 tomate
Sal, pimienta, comino
Una cucharada de aceite de oliva, 2.5 puntos
3 cucharaditas de queso rallado***. 0 puntos
Gajos o rodajas de tomate fresco
30g de queso semicurado

Total 11.5 puntos, 6 puntos por persona

ELABORACIÓN

Poner los fríjoles en remojo la noche anterior con tres partes de agua por cada una de legumbres.

Igualmente la noche anterior, lavar y picar bien toda la verdura (salvo el tomate) e introducir en el frigorífico. Cocer también el arroz en la FussionCook en el programa especial para arroz, eliminar todo posible exceso de agua (si el arroz no la ha absorbido toda), colar sin pasar por agua fría y colocar en moldecitos o tacitas presionando un poco para que el arroz tome la forma del envase. Dejar enfriar un poco e introducir también en el frigorífico.

A la mañana siguiente, calentar el aceite en la FC, cortar el tomate a trocitos y sofreírlo junto con el resto de hortalizas y verduras. Escurrir las judías y pasarlas por agua.
.

Cuando esté pochado añadir las judías, el laurel, sal, la pimienta y el comino...




y programar menú legumbres duras para cuando volvamos del trabajo.




Al regresar de nuestra dura jornada laboral, abriremos la olla para que mientras lo preparamos todo el plato se vaya entibiando. Mientras tanto, aprovecharemos para desmoldar el arroz y ponerlo en el plato, cerca del borde. Sacaremos el contenido de la olla con una espumadera para que se escurra el líquido y lo colocaremos rodeando el arroz. Espolvorearemos con el queso rallado y, si queremos (esto representa 2.5 puntos más) añadiremos una pequeña cuña de queso semicurado, que colocaremos junto a gajos o rodajas de tomate fresco salado.






Los no vegetarianos pueden comerlo como guarnición, pero es un plato completo.