AQUI ESTOY YO!

Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 8 de diciembre de 2008

GALLETAS DE CREMA DE CACAHUETE EN EL HORNO TURBO A CONVECCIÓN

Estas galletas de manteca de cacahuete se hacen con el horno turbo convección, aunque pueden hacerse también con el horno convencional.
Al tener algunos ingredientes light, son más adecuadas (comidas con moderación) para dietas que su correspondiente versión tradicional.Sin embargo aún así la cantidad de calorías no es nada despreciable...comer sólo una o dos cada vez!

INGREDIENTES

3 cucharadas muy colmadas de mantequilla de cacahuete (todo lo que podamos sacar del bote con una cuchara sopera)
3 cucharadas de mantequilla light
Media tacitade leche descremada
3 cucharadas de fructosa
2 huevos
2 cucharaditas de polvo de hornear
Harina de fuerza hasta obtener la consistencia idónea

ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a temperatura máxima durante 8 minutos aproximadamente
Mientras tanto, ponemos en la batidora o mezcladora la leche, la crema de cacahuete, la mantequilla, los huevos, el azúcar, la fructosa y los polvos de hornear. Pulsamos hasta que todo esté bien combinado.
Añadimos harina hasta que obtengamos una bola consistente pero no excesivamente dura. Si nuestra mezcladora es también amasadora no hace falta que lo hagamos aparte.



La bola de masa:



Engrasamos con aceite o mantequilla un molde que quepa en el horno o un papel de aluminio y a medida que vamos haciendo bolitas las vamos colocando separadas.


Con un tenedor las aplanamos al tiempo que les hacemos unas marcas:





Las colocamos en el horno. Seleccionamos 45 minutos y 180 grados de temperatura.


Con esta cantidad de masa y este tiempo de cocción haremos tres hornadas:

-La primera durante 15 minutos; a los 10 minutos las galletitas estarán doradas en su superficie;





les daremos la vuelta y las dejaremos que se doren por debajo subiendo la temperatura a 200 grados




-La segunda hornada, de nuevo a 180 grados, durará 12-13 minutos, sin olvidar que cuando estén doradas por encima debemos darles la vuelta.

-La tercera hornada debemos vigilarla más, porque el horno se ha calentado bastante durante todo este tiempo. Lo que yo hago es hacer galletas más grandes y así coinciden los tiempos y no se queman:



A medida que vamos sacando galletitas del horno las vamos colocando sobre una rejilla para que se enfrien.


Este método produce unas galletas de textura blanda, no crujientes.
Si se desean crujientes es mejor hacerlas con azúcar y añadiendo harina no hasta que se forrme una bola compacta, sino una consistencia "goteante", que pueda echarse a cucharadas sobre el molde o papel de aluminio engrasado. Este tipo de galletas se extenderán bastante durante el horneado y quedarán bastante delgadas; para darles la vuelta tendremos que quitar el papel de aluminio "pelando".