AQUI ESTOY YO!

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 26 de octubre de 2008

PAN CON PATATA AL ESTILO ITALIANO EN BIFINETT

Este pan se inspira en el pan de patata que se prepara en Italia, sólo que yo lo he hecho con patata asada y no hervida.

La patata hervida en sí contiene bastante humedad, por lo que la receta original aconseja no añadir más líquido que un poco de aceite. En mi versión, y dado que las patatas al ser asadas quedan bastante secas, le he añadido unos 100 ml de agua. De todas maneras, no se pueden dar cantidades exactas.

He hecho este pan en la panificadora Bifinett, programa 02, rápido. Tal como se explicaba en la receta, al principio del amasado parece que nunca se va a formar la bola, pues la masa se divide obstinadamente en trozos pequeños e independientes unos de otros. Hasta que, en un determinado momento, la masa empieza a amalgamarse y toma cuerpo y consistencia.

En el último amasado sin embargo, esta consistencia cambia y la masa se parece al puré de patatas; no llega a pegarse a las paredes de la cubeta pero se la ve blanda. Resistamos la tentación de añadir harina: gracias a esta consistencia conseguiremos la textura esponjosa del pan y que la corteza quede blanda, como de pan de molde. Pensemos que es un pan que lleva un tercio de patata en su composición!

INGREDIENTES

Una medida de 250 ml (=taza) llena de patata asada triturada con un tenedor (aproximadamente 4-5 patatas pequeñas)
2 cucharadas de aceite de oliva
100 ml de agua
1 cucharadita de sal
1 taza de harina de fuerza
1 taza de harina de repostería
2 cucharaditas de levadura seca de panadero.

ELABORACIÓN

Ponemos los ingredientes en la cubeta en el orden indicado.
Conectamos un programa para pan rápido, que en la Bifinett es el 02.
Vigilamos la formación de la bola para añadir más líquido si es necesario, pero para ello esperamos un tiempo prudencial (5 minutos), pues este pan a veces parece que no formará bola
y al final la forma.
Cuando termine el programa sacamos la cubeta de la panificadora y la dejamos 10 minutos con el pan dentro.



Después desmoldamos y dejamos reposar unos 10 minutos, al cabo de los cuales envolveremos el pan en film transparente.

Una vez el pan se haya enfriado dentro del film (yo lo dejé toda la noche) obtendremos esto:


No muy bonito, ¿verdad? Sin embargo la textura que se obtiene es muy buena, esponjosísima.

La miga: