AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

lunes, 15 de septiembre de 2008

PANECILLOS DE ELI

Hoy pongo una receta que aprendí en mundorecetas.com y que creo que repetiré con frecuencia. Son unos panecillos integrales de semillas con mucho carácter. Su autora es eli67, que dice que es novata...me pregunto qué hará cuando sea veterana!

Vamos con ellos:

INGREDIENTES


300ml de agua tibia
Unos 15g de levadura fresca
1 cucharadita de sal
4 medidas de la Chefomatic (cada una es de 240 ml) de harina integral
Casi una medida de harina de fuerza
2 cucharadas de mezcla de semillas para pan (semillas de calabaza, girasol, sésamo, lino oro, lino marrón y amapola....o cualquier mezcla de vuestro gusto).
2 cucharadas de salvado de trigo
2 cucharadas de aceite de oliva
Leche para pincelar
Semillas de sésamo para espolvorear

ELABORACIÓN:

Como de costumbre, vertemos primero los líquidos en la panificadora: en este caso se trata sólo del agua con la levadura que habremos disuelto con las yemas de los dedos. Añadimos a continuación el aceite.

Después ponemos en la cubeta las harinas, el salvado, la sal y la mezcla de semillas. Cuidamos de no poner la sal en primer lugar, pues se mezclaría con la levadura y no le dejaría actuar.

Sobre todo si utilizamos la Chefomatic, es bueno que pongamos las semillas ahora, al principio, y no a mediados del proceso de amasar, cuando supuestamente la máquina pita para avisarnos. Dado que la cubeta de esta panificadora es un poco delicada, añadir las semillas al principio nos evita que se pasen un rato "rascando" el recubrimiento antiadherente.

Para esta receta utilizaremos, en lugar del programa 13, el 23, que es específico para masas integrales.

Hacia el final del programa, la bola de masa ya habrá levado de una manera espectacular:


Cuando la pala ha deshinchado la masa formamos ocho porciones más o menos iguales y las colocamos separadas en una bandeja de horno engrasada. Les hacemos un corte profundo y las espolvoreamos, previamente untadas de leche, con semillas de sésamo:


Las dejamos en el horno cerrado y puesto al mínimo un buen rato, hasta que han crecido considerablemente



Subimos la temperatura a 200 grados, colocamos un bol con agua en el horno y los tenemos hasta que se hayan dorado levemente y golpeándolos en la base suenen a hueco. En la foto, además de los panecillos y el cuenco con agua, se puede ver un molde pyrex tapado, en el que aproveché para hornear un pan tipo hogaza con la misma masa:


El resultado:





El pan de hogaza quedó más morenito, porque lo tuve el tiempo de rigor (1 hora) para esta técnica de pan en pyrex. Los panecillos los tuve en el horno menos de 30 minutos.

Cuatro de ellos los congelé, envueltos en papel de film, y todavía no los he descongelado. Veremos cómo resulta:



Unas fotos de la miga: auténtico pan rústico de miga esponjosa.




No hay comentarios: