AQUI ESTOY YO!

Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 27 de junio de 2009

LECHE DE ALMENDRA CASERA...CON MÁQUINA

Más ensayos con mi máquina de hacer leches vegetales. Hasta ahora la había hecho sobre todo de soja, pero ya me atrevo con la de almendra. Después de varias pruebas parece que he atinado con la proporción justa de almendras para que salga justo a mi gusto. Antes usaba menos y me salía una leche muy aguada, que sólo estaba rica si le añadías azúcar y vainilla, por ejemplo. Ahora la leche obtenida es deliciosa por sí sola, con ese punto amargo que le da la almendra...aunque por supuesto se puede variar su sabor (desde el punto de vista de muchos mejorar) con algunos saborizantes. 

En esta receta falta, como en la que puse de leche de soja, una fotografía de las almendras enteras puestas en la máquina. Es porque, como la  otra vez, cuando empecé a  preparar la leche no tenía pensado ni ponerla en el blog...pero cuando abres la tapa y ves ese líquido espumoso...es cuando te decides y vas a por la máquina fotográfica.



INGREDIENTES

90-100g de almendra cruda repelada (para un litro de agua aprox.)
Agua hasta la señal que indica la máquina de hacer leches vegetales
(Opcional): azúcar o edulcorante, vainilla.

ELABORACIÓN

Se trata de seguir simplemente las instrucciones de la máquina. Las leches vegetales de frutos secos (nueces, almendras...) no se hacen en el mismo programa que la de soja, puesto que se hacen en frío (la máquina no calienta la mezcla). Así se conservan todas las propiedades de los frutos. Se trata de un programa muy corto, en mi máquina se llama Blender, de manera que en unos minutos tendremos una apetitosa leche de almendras si se nos antoja de repente.

Siguiendo las instrucciones de la máquina,  introducimos las almendras en el lugar destinado a ello, tapamos la máquina, la conectamos y pulsamos el botón correspondiente al programa adecuado. Esperamos  que la máquina pite indicando que ha terminado y (esto mejora la calidad de la leche) de inmediato volvemos a pulsar para que se repita el programa.

A partir de este momento ya tenemos fotos. Aspecto de la leche justo después de destapar la máquina...fijaos qué blanca.



Esta leche la tenemos que colar, porque al igual que ocurre con la leche de soja en  este momento tenemos aún dentro de la máquina la leche de soja (parte líquida) y un resto sólido de la pulpa de la almendra (lo que en la soja es la okara).

Colamos pues la mezcla sobre un recipiente de un mínimo de un litro de capacidad (o una capacidad acorde con nuestra máquina).

Lo que me encanta de la leche de almendra es la espuma que queda en el colador, justo encima del resto sólido de que os hablaba. Yo le llamo nata de almendra...y está riquísima así, a cucharadas...Si hacéis un café mientras la leche de almendra se está haciendo, podréis coronarlo con esta espuma...como un cappuccino de almendra.



Debajo de la espuma, naturalmente, se encuentra lo que podríamos llamar "okara de almendra". Esta masa semisólida no se tiene que tirar, yo la utilizo para añadir a bizcochos o hasta al mismo pan. Con frecuencia la congelo; la pongo plana sobre un film plástico encima de un platito, la aplano y la envuelvo. Luego la pongo platito incluido en el congelador hasta que tiene una consistencia...estas "lonchas" congeladas ocupan muy poco espacio y son fáciles de dividir en trozos aún congeladas en caso de que decidamos no usarlas enteras.



La leche de almendra se puede consumir así, sin aditamentos, o saborizar. Yo le suelo añadir azúcar o edulcorante y dos cucharaditas de vainilla por litro.





La vainilla le quita la inmaculada blancura que tenía y le da un colorcillo algo tostado.



La guardo en la nevera en un recipiente hermético. Se conserva bastante bien, hasta una semana.

Espero que os haya gustado mi leche de almendra...os la recomiendo por la mañana con café, o bien fresquita a media tarde, incluso con hielo.


Podéis leer la entrada sobre la leche de soja hecha en la misma máquina aquí.

3 comentarios:

NANA dijo...

Qué rica Noen... Yo me he hecho adicta! Ya no paro... Entre la soja y la almendra... Ahora voy a por otra!! ;)

Por cierto... me encanta que tengamos telepatía ;)

Un besazo!!!!

Toñi dijo...

Que rica tiene q estar. ¿Me puedes informar sobre el modelo de máquina que tienes?
Gracias

Noentrobcap dijo...

Nana: No, si adicta estoy yo también...

Toñi: tengo una máquina Midzu, no sé si se vende en España. Si quieres me mandas un mensaje mediante el formulario del blog y te doy más info...aún comprándola por Internet me salió más barata que el modelo común en España...