AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

martes, 23 de junio de 2009

FLAPJACKS....O BARRITAS DE MÜESLI CASERAS

La palabra anglosajona flapjack tiene diferentes significados: en el Reino Unido es  un "cortadito": un dulce crujiente que se hornea en una pieza y luego se corta en porciones rectangulares o cuadradas. en cambio en los Estados Unidos, Canadá y Sudáfrica es una especie de  crêpe o tortita hecha en sartén.

Los flapjacks británicos, al estilo de los que os presento hoy, tienen como ingredientes esenciales los copos de avena, la mantequilla y un endulzante como la miel o el sirope dorado, golden syrup.Se le añade muchas veces chocolate, pasas, frutos secos, etc. Para nosotros, lo más parecido son las barritas de muesli. Tal como las he hecho yo, con margarina ligera y sin aditamentos, cuestan cada porción 2 puntos de la dieta Weight Watchers.

 Los he copiado del libro 35 Years of Weight Watchers Favourite Recipes, editado en Gran Bretaña para conmemorar los 35 años de Weight Watchers en esas tierras.  Dividiendo el dulce resultante en 8 partes (salen barritas) cada una sale como ya he dicho a 2 puntos cada una; la mitad de cada porción, si es que queremos hacer cuadraditos pequeños, sería 1 punto.






INGREDIENTES

Spray "sin calorías", 0 puntos
30g de margarina ligera con aceite de oliva Hacendado, 30g , 4.5 puntos.
30g de azúcar, 2 puntos
1 cucharada de Golden Syrup, 1.5 puntos
1/4 cucharadita de jengibre molido, 0 puntos (opcional)
90g de muesli de copos de avena con frutas secas sin azúcar, 8 puntos (si usamos sólo copos de avena: 6 puntos

Los ingredientes:



ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a 190-200 grados.

Se funden al microondas o en un cazo grueso la margarina, el azúcar, el sirope y el jengibre si se usa.
Se añade el muesli y se remueve bien con una espátula hasta que los copos estén bien impregnados.

Se rocía un molde con spray acalórico y se pone encima una lámina de papel de hornear cortada a la medida del molde, presionando para que se impregne del aceite del spray. También podemos usar una cucharadita de aceite.

Se vierte la mezcla sobre el papel y se aplana con la ayuda del dorso de una cuchara o de las yemas de los dedos, que iremos mojando en agua de vez en cuando. Procuramos que nos quede un cuadrado o rectángulo uniforme, compacto, fino y sin agujeros:

 
Lo introducimos en el horno y lo mantenemos dentro de 10 a 20 minutos, vigilando porque no tiene que quemarse. 
Cuando lo veamos dorado, ya lo podemos sacar.
Esperamos 2 minutos para que se enfríe un poco  y marcamos con la punta del cuchillo, sin llegar  a cortar del todo, las porciones en que más tarde querremos dividirlo. 

Lo dejamos un rato más que se enfríe, y cuando podamos hacer esto con  él...(fijaos que ya no está en la bandeja, se sostiene sobre el papel)

...significa que ya podemos manejarlo sin miedo...Darle la vuelta para ver cómo ha quedado por debajo...

...o terminar de cortarlo, simplemente, ayudándonos con las manos: