AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

lunes, 25 de mayo de 2009

MONTADITOS DULCES DE QUESO CREMA CON BASE DE GALLETA DE JENGIBRE

Esta receta es una adaptación a la dieta Weight Watchers (o a cualquier dieta de adelgazamiento o de lucha contra el colesterol) de una receta que apareció en una ficha coleccionable de la serie Escuela de Cocina de la revista Telva. La receta original se llama cheesecake horneado

Mi adaptación ha consistido en sustituir todos los ingredientes total o parcialmente para que el resultado fuera mucho menos calórico y  por tanto sumara menos puntos. Según nuestras necesidades o preferencias, podemos optar entre hacer los montaditos con la base de galleta o consumir el postre directamente como un flan de queso, con lo que aún será mucho más dietético.

Si se utiliza la galleta, que puede ser tipo digestiva o maría, se tienen los montaditos en el frigorífico durante unas horas antes de consumirlos. El objetivo es que la galleta, que de por sí es crujiente, se ablande y la base del montadito adquiera una textura parecida a las bases de migas de galletas con mantequilla. 



La receta completa sin galleta y sin mermelada cuesta 5.5 puntos, con lo que podemos hacer 6 flanes a 1 punto cada uno.

Añadiendo galleta y mermelada nos salen siete montaditos de 1.5 puntos cada uno.

INGREDIENTES

1 tarrina de queso de untar Linessa, 2 puntos
1 cucharada de azúcar blanco, 1 punto
5 sobrecitos de edulcorante en polvo ciclamato+sacarina Hacendado, 0 puntos
1 huevo campero u Omega 3, 1.5 puntos
3 claras de huevo *** , 0 puntos
150ml de leche de soja casera, 1 punto (se puede usar desnatada de vaca)

Opcional:

7 galletas de jengibre de la marca Fox's, 7 puntos (son unas deliciosas galletas inglesas sorprendentemente hipocalóricas y además deliciosas)

7 cucharaditas de confitura de frambuesa o similar con edulcorante, 0 puntos

ELABORACIÓN

En un bol de más o menos 1 litro de capacidad se mezclan con las varillas el queso cremoso, el azúcar y el edulcorante. Se añaden la leche de soja, el huevo y las claras y se sigue batiendo hasta que no queden grumos y la mezcla se espume un poco.

Se llenan moldes de flan hasta un centímetro por debajo del borde

 
Y se ponen en el horno precalentado a 160 grados. Yo los he hecho una parte en el horno de turboconvección...

Los moldecitos los he metido en una bolsa de hornear: así evitamos que se doren excesivamente por arriba antes de tiempo y al mismo tiempo podemos controlar su evolución, cosa imposible si los tapamos por ejemplo con papel de aluminio.
Introduciendo los moldecitos con su bandeja en el horno....Utilizando la pinza especial evitamos quemarnos con las paredes del horno de cristal al introducir en él la bandeja.


El resto de flanecitos, dos, los he horneado en la panificadora, en el programa de sólo cocción (el 91 en mi Chefomatic)

 
En ambas máquinas el horneado ha sido de unos 50 minutos; cuando podemos introducir la punta de un cuchillo y ésta sale limpia, están listos. 
Si hemos optado por hacer simplemente flanecitos de queso, los dejamos reposar sin sacarlos del molde y después los ponemos en la nevera hasta que los consumamos, complementados si queremos con mermelada, canela, etc. Se desmoldarán muy fácilmente.
Si vamos a hacer los montaditos, pasamos un cuchillo con cuidado por los bordes de cada flanecito para facilitar su desmolde y colocamos una galleta en su base:

Después sacudimos suavemente el moldecito ya puesto del revés sobre la galleta, y tendremos el montadito casi terminado:

Decoraremos con confitura de frambuesa:



Y pondremos los montaditos en el frigorífico, donde estarán unas cuantas horas.

El resultado: un postre suave y fresquito con una base de galleta blanda que se puede cortar con cuchara: