AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

sábado, 1 de noviembre de 2008

PIZZA CON EL BORDE RELLENO DE QUESO

Hoy para cenar pizza con el borde relleno de queso! La técnica del rellenado del borde está en el blog de noradebon, que a su vez la tomó de Encarnasao. La receta de la masa la he adaptado del libro de John Lacalamita, que tanto me gusta.

Sólo requiere un poco de paciencia pero vale la pena... la masa es toda de harina blanca, pero lleva una vez más queso parmesano y orégano como ingredientes adicionales. Además del queso fundente del borde, claro...

INGREDIENTES

Para la masa:

2/3 de taza (=volumen de 250 ml) de cerveza reposada y a temperatura ambiente
1/3 de taza de agua
1 cucharada de aceite de oliva sabor intenso
1 1/2 taza de harina de repostería
1 1/2 taza de harina de fuerza
4 cucharadas de queso parmesano rallado
1 cucharada de orégano seco
1 1/2 cucharadita de levadura seca de panadería

Para el relleno

A vuestro gusto. Hoy le hemos puesto tomate frito, jamón dulce, bacon, jamón serrano, aceitunas negras, orégano, aceite de oliva.
Y además, cuatro o cinco lonchas de queso de fundir para rellenar el borde.

ELABORACIÓN

Prepararemos la masa en la panificadora con el programa para masas. En la Chefomatic es el 13.
Introduciremos en la cubeta los ingredientes en el orden especificado y estaremos atentos mientras la masa toma forma, pues a menudo hay que rectificar sólidos o líquidos.

Una vez termine el programa y la pala deshinche la masa, en lugar de sacarla ya la dejaremos otra hora dentro de la panificadora para que vuelva a levar.

En este momento precalentaremos el horno al máximo, 250 grados, con calor arriba y abajo.

Al cabo de este tiempo la sacaremos de la cubeta y la amasaremos un poco sobre nuestra superficie de trabajo enharinada. Dividiremos la masa en dos partes iguales, una de las cuales utilizaremos para nuestra pizza. Con la otra podemos hacer un pan o congelarla para nuestra próxima pizza.

Como la vamos a hornear sobre un molde con orificios, conviene no extenderla directamente sobre este molde. Por eso la extenderemos con las yemas de los dedos sobre una lámina de silicona o papel de aluminio, a un tamaño parecido al del molde.



Después volcaremos con cuidado sobre el molde previamente engrasado y retiraremos la silicona.





Como vamos a hacer una pizza con el borde relleno, procederemos a extender la masa hasta lo alto de las paredes del molde, como si quisiéramos hacer una quiche.



Después colocaremos cuiadosamente tiras de queso fundente a lo largo de todo el borde.



Doblamos la masa sobre el queso y sellamos.Es importante que no haya ningún agujero en la parte exterior de la masa para que el queso no se salga y se pegue al molde. En la parte interior procuraremos sellar bien pero no es tan grave si un poco de queso se sale y se mezcla con el relleno.



La extendemos otra vez bien hasta los bordes:


La rellenamos a nuestro gusto:



Bajamos la temperatura del horno a 225 grados y lo dejamos con calor sólo abajo; es decir, desconectamos el grill.Introducimos la pizza en la parte más baja y la dejamos hacer hasta que esté hecha; entre 20 y 30 minutos dependiendo del horno.


Y por supuesto, lo mejor de la pizza: el borde relleno de queso, que contrasta con la masa, tan finita pero al mismo tiempo crujiente: