AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

viernes, 29 de agosto de 2008

PAN DE CAFÉ

Este es un pan de esos que salen por serendipia... cuando inventas o descubres algo por casualidad, sin querer, a veces incluso a resultas de un accidente.

Resulta que hoy me he equivocado al poner azúcar al café con leche...y le he puesto sal. No pasa nada, hemos hecho más café...y he aprovechado la taza salada, aún tibia, para hacer mi pan de hoy. El resultado me ha sorprendido...un pan negro y con carácter, parecido al pan ruso o negro europeo...al cual, por cierto, también le ponen café.


Véase, pues, el proceso.

Para este pan he utilizado mi masa madre de centeno; no por nada, sólo porque voy alternando mis dos masas para no tener ninguna de las dos mucho tiempo sin utilizar. Ha sido una suerte, porque es una masa rústica, que con el café casa muy bien.

Lo primero ha sido poner el café con leche (que llevaba una cucharadita de sal, no lo olvidemos) en una jarrita y añadirle unas tres cucharadas de masa madre:










Después de echar la mezcla a la cubeta de la panificadora, he añadido 3 medidas de la misma (cada medida es de 240 ml) de harina integral casi en su totalidad. Debía haber como unas tres cucharadas de harina blanca para pan. Programa de masas en la Chefomatic y después de algunos ajustes de líquidos y sólidos ésta es la masa que se forma




Una vez la máquina ha deshinchado la masa, la dividimos en dos trozos, uno un poco más grande



Con el más pequeño elaboraremos un pan en pyrex de la manera habitual:










El otro pedazo lo dividiremos en tres lo más iguales posibles



Y los enrollaremos de la siguiente manera:








Esta técnica la aprendí de ileypanes, a la derecha podéis encontrar el vínculo, en MIS VÍNCULOS.

Colocamos los rollitos en un molde con un poco de aceite, que tapamos y dejamos reposar












Mientras tanto, el pan en pyrex se estará haciendo en el horno. Una vez terminado, aprovecharemos el calor residual del horno para darle un empujoncito al pan en su levado. Aquí el pan en pyrex, ya hecho








Y aquí el después de la ayudita y antes de entrar a cocerse.




Este pan vamos a hacerlo en la panificadora sin cubeta: se pone un molde pequeño cubriendo la parte en la que se ajusta la pala, y se coloca el molde con el pan encima. Programa 91, de cocción, 45 minutos.



Así es como ha quedado:












la verdad es que me ha sorprendido su sabor, levemente amargo a causa del café y con el toque ocasional de una semilla de alcaravea de la masa madre.

Estaba estupendo después de una hora de reposo; con mermelada soberbio, por el contraste de sabores.

Veremos luego cómo ha quedado la miga del pyrexpan...Pero desde luego es un pan que voy a repetir.