AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

viernes, 4 de junio de 2010

BIZCOCHO EN TAZA...EN HORNO A TURBOCONVECCIÓN

Esta original manera de hornear un bizcocho la vi por primera vez en el magnífico sitio web A Year of  Slowcooking...  (aquí). Siempre tuve ganas de hacerlo en mi crockpot pero nunca me decidía. Claro, como hacer un bizcocho en una taza en un horno normal representa un riesgo (la taza se puede quebrar), el crockpot era ideal.

Después, en el blog Olor a jazmín, me enteré de que era común hacer este pastel al microondas...que muchas personas hacían así una ración rápida y pequeña de bizcocho sin necesidad de encender el horno convencional.

Pero claro...hay otra opción más. Nuestro horno de aire a turboconvección tampoco rompe los vasos, ni siquiera las cáscaras de los huevos...y además también es pequeño y económico. dicho y hecho, lo probé, y este es el resultado:







Por lo demás, la receta  no es nada nuevo: podéis hacer cualquier bizcocho. Este ya lo había puesto yo en este blog, es un bizcocho dietético en el sentido de que es apto para dietas bajas en colesterol: sin mantequilla, sin leche, sin huevo... En realidad procede de los Estados Unidos, de la época de la Gran Depresión, cuando escaseaban  ciertos ingredientes.

Un pequeño paso a paso para que veais cómo crece el bizcocho en el horno:








Para hacerlo en este horno de aire, lo precalentamos al máximo durante unos 5-8 minutos (el tiempo que nos lleva mezclar los ingredientes) y después bajamos la temperatura a 150 grados y horneamos unos 40 minutos, con el aro de extensión. No hay que olvidar engrasar generosamente las tazas con aceite de girasol o, si se quiere, con mantequilla.

Este brownie in a mug, com dicen los anglosajones, hecho con el horno de convección queda perfecto, pues al venir el calor de arriba nos queda consistente arriba y en el fondo, aunque hecho, queda más desmigado. Como se come con cuchada, ningún problema. Incluso se puede experimentar con tiempos más cortos de horneado...para conseguir un bizcocho  tipo coulant, con  la base semihecha y cremosa. Se pueden también poner frutas o mermelada en la base, etc.

Algunas fotos más:








Al ser estas tazas tan grandes, yo opté por servirlo así: saqué cucharadas grandes de la taza y las dispuse en un plato, acompañando con mermelada de cítricos.

2 comentarios:

fedrilla dijo...

Ay noen que rico ese biscocho en taza. Me encanta. seguramente te lo copiare. es magnifica la explicacion.
Un abrazo fuerte desde >Merida

Noentrobcap dijo...

fedri, tú copia tranquila que ya lo copié yo...La próxima vez que lo haga será usando tacitas pequeñas...porque así siendo tan grandes sería una capaz de comerse una entera...Yo no sé si es que en el cristal (o porcelana) se hacen las cosas mejor, pero la textura me quedó perfecta en el htc.