AQUI ESTOY YO!

LA FRASE DE HOY

viernes, 14 de noviembre de 2008

NUECES DE LAVADO, JABÓN DE NUECES...

Esta entrada llevaba tiempo con ganas de hacerla...pero quería esperar a asegurarme de que el "producto" lo merecía...Tras haber leído algunos comentarios positivos sobre él, lo encargué llena de escepticismo, sólo para otorgarle la presunción de inocencia. Lo probé, lo volví a probar...¿Era posible? ¡Funcionaba! Tenía que dar mi brazo a torcer ante el Sapindus Mukorossi!!!

EL ÁRBOL DETERGENTE

Este nombre científico es el de un árbol, arbusto si joven, que crece en India y Nepal. Desde hace mucho tiempo sus frutos, que llamamos "nueces de lavado" pero que en realidad no son ni siquiera de la familia de las nueces, se recogen y sus cáscaras, una vez secas, se utilizan como detergente.

¿Cómo podemos utilizarlas? Bien directamente (en la lavadora, en el lavavajillas), bien en forma de detergente que nosotros mismos elaboraremos simplemente mediante una decocción.

Pero mejor que presentemos en sociedad a las nuececillas, ¿verdad? Aunque para muchas personas preocupadas por la ecología no son ninguna novedad, muchas otras nunca han oído hablar de ellas.

Bien, éstas son:







Notad que lo que recibimos cuando compramos o nos regalan "nueces de lavado" son en realidad sus cáscaras...rugosas y oscuras por fuera,




brillantes por dentro.



UTILIZACIÓN EN LAVADORA.VENTAJAS SOBRE EL DETERGENTE.

Para utilizarlas en la lavadora o en el lavavajillas (yo sólo he probado la primera opción, pues no tengo lavaplatos) tenemos simplemente que introducir algunas mitades de cáscara en una bolsita de algodón (un calcetín viejo sirve perfectamente), atarla o ponerle una pinza de tender para que no se salgan...y a la lavadora junto con nuestra ropa.

Hay algunos consejos básicos que conviene seguir: las nueces no deben estar excesivamente apretadas dentro del calcetín o bolsita; la ropa tampoco tiene que llenar demasiado el tambor. El objetivo es que la saponina (jabón natural) que liberan las nueces se pueda expandir libremente y llegar a todos los rincones.

Al liberar la saponina las nueces no producen, ciertamente, espuma como los detergentes químicos... Si miramos el interior de la lavadora a medio lavado, observaremos un líquido blanquecino a causa de la disolución de dicha saponina, que tiene de verdad poder limpiador. Cuando elaboremos nuestro detergente líquido, al ser éste concentrado, sí que observaremos mucha espuma, como veremos más abajo.

Ventajas de las nueces: primero de todo, no son más caras que el detergente: 1 kg de nueces,que viene a costar unos 20 euros, basta para un año, contando tres-cuatro lavados semanales. Esto para una familia de unos cuatro miembros; para menos personas lógicamente dura más, bien porque se hacen menos lavados, bien porque bastan menos nueces en cada uno de ellos.

La cantidad de nueces a usar también depende del tipo de agua: cuanto más dura, más se necesitan. Es cuestión de ensayar; en general cinco o seis mitades son suficientes, menos si el agua es blanda. También depende de la cantidad de ropa que lavemos.

Otra ventaja evidente es la que repercute en el medio ambiente: el agua que sale de nuestra lavadora, lavavajillas o cubo de fregar no es contaminante, sino, al contrario, beneficiosa en muchos aspectos. Es muy reconfortante saber que puedes regar tus plantas con ese agua, o que las nueces ya usadas se pueden compostar.

Finalmente, decir que la ropa lavada con Sapindus Mukorossi queda especialmente suave sin necesidad de usar suavizante.No huele a nada (excepto a limpio: el verdadero olor a limpio, que no es el de los perfumes industriales), pero gracias a las nueces podemos olvidarnos del acartonamiento causado por los restos de jabones en la ropa mal aclarada por un exceso de jabón.Incluso los vaqueros quedan más suaves. En cuanto al olorcillo fugaz que proporcionan los detergentes y suavizantes, si no podemos pasar sin él siempre podemos añadir a la bolsita de lavado unas gotas de alguna esencia...

Las nueces de lavado se pueden utilizar varias veces dependiendo de la temperatura del agua. A 30-40 grados, para mí la temperatura ideal para ropa normalmente sucia, duran 3-4 veces... Y aun entonces son reutilizables para elaborar jabón líquido como veremos.

Si se quieren utilizar con agua fría, pueden durar unos lavados más....aunque quizás no sean tan efectivas para según qué grado de suciedad. Ni más ni menos que como ocurre con el detergente.
Por el contrario, con agua muy caliente sólo pueden ser utilizadas una vez.

ELABORACIÓN DEL JABÓN CONCENTRADO

Este jabon puede elaborarse bien a partir de nueces sin utilizar, bien a partir de las utilizadas. Lo ideal es esta última opción.

Si queremos utilizar nueces "nuevas" pondremos unas 20 mitades para un litro de agua. Se hace una decocción durante unos 10 minutos (dejar que el agua llegue a ebullición, luego bajar el fuego) y después se deja dentro de la olla hasta que se enfríe. Finalmente se cuela y....atención, tampoco tiramos las nueces, se puede hacer jabón con las mismas también unas tres veces.

Yo recomiendo hacer estas tres decocciones el mismo día, para no tener que guardar las nueces húmedas. La segunda decocción la haremos con un poco de menos agua, la tercera aún con menos, porque las nueces van perdiendo capacidad de liberar saponina.

Para elaborar el jabón con nueces usadas tenemos que incrementar la cantidad de nueces o disminuir la de agua, y conviene, aunque no es imprescindible, triturarlas previamente en la picadora o similar. Os sorprenderéis al ver la cantidad de saponina que liberan ya en la picadora.
No os preocupéis, no son tóxicas, el extracto de la nuez también se ha utilizado en medicina tradicional.


Este jabón concentrado huele...como las nueces de lavado, que tienen un olor que posiblemente no os gustará cuando las oláis por primera vez.
Aunque dicho olor es fugaz y no permanece sobre las superficies limpiadas, una manera muy fácil de hacerlo desaparecer es poner el concentrado en alguna botella que haya contenido un producto muy oloroso (esas botellas a las que a veces querríamos quitar el olor para usarlas y no hay manera: de suavizante, detergente, colonia..). El concentrado adquirirá ese olor y os resultará agradable cuando salga de la botella.

USOS DEL JABÓN CONCENTRADO

Los usos del jabón concentrado dependerán de nuestros gustos y requerimientos. Puede usarse como detergente en la lavadora (un vasito), aunque yo prefiero las nueces en sí. Yo lo uso satisfactoriamente para fregar los suelos (un chorro generoso en medio cubo), limpiar baldosas, encimeras, la placa de cocción de cristalgas (para vitrocerámica también sirve), griferías, cristales (incluidos los de las gafas), espejos, etc. He leído también que es muy adecuado para limpiar joyas e incluso como jabón de higiene personal, adecuado especialmente para personas alérgicas, con eccema, etc.

Y ahora algunas fotos ilustrativas. Pinchad para ampliarlas si queréis.

Elaborando el concentrado: con las nueces trituradas, la saponina empieza a aparecer al calentarse el agua...




...y aumenta al hervir:






Por cierto, cuidado! Mantened el fuego bajo y removed de vez en cuando...Y no llenéis excesivamente la olla.



Si la espuma sube demasiado la olla rebosará...y se os llenará la placa de cocción de jabón natural. Por cierto, cuando lo retiréis....comprobaréis su efectividad!



Al apagar la olla, la espuma desaparece...pero no las propiedades limpiadoras del líquido.





Para traspasarlo a la botella, utilizaremos un embudo y un colador para evitar que algún trozo de nuez de lavado vaya a parar ahí también.




De vez en cuando vamos vaciando el colador de cáscaras para que el líquido pase fácilmente.





Recordad que las nueces no se tiran...aquí los restos sólidos en la olla, con los que podemos elaborar concentrado una vez más poniendo menos agua.




Una vez vertido el concentrado en la botella, se vuelve a formar la espuma....prueba de que la saponina no había desaparecido! También los detergentes industriales producen espuma sólo al moverlos o calentarlos...



Si el jabón se elabora con nueces nuevas y utilizando una batidora potente, la cantidad de espuma producida es espectacular.Estas fotos son un ejemplo: se introducen las nueces en la picadora y se añade un poco de agua:


Ésta es la máquina en pleno funcionamiento....está claro que esto es jabón.


Después añadimos más agua y volvemos a batir: espectacular.

En estas ocasiones en que obtenemos tanta espuma, la decocción puede ser muy breve. Ya hemos extraído la saponina con la batidora.





para que el jabón entre en la botella, tenemos que sacudir el embudo...y aún nos quedará espuma, que podremos utilizar por sí misma, sin nueces, para una lavado de ropa, para limpiar unos cristales o para lo que queramos.




CÓMO SABER SI LAS NUECES ESTÁN "AGOTADAS"

Es muy fácil: la experiencia nos ayudará. De todas maneras, como orientación mirad esta foto.



Las nueces de la izquierda son nuevas, sin utilizar. Las del centro han sido utilizadas dos veces y las de la derecha ya pueden guardarse para elaborar concentrado.Se han vuelto pálidas, mate y han perdido su característico olor.

En cuanto a las nueces que usemos para el concentrado, sabremos que podemos tirarlas (mejor utilizarlas como abono) cuando al hacer la decocción no se produzca espuma en absoluto.

Este detergente totalmente natural es adecuado sobre todo para la ropa de color, sean colores claros u oscuros. Para la ropa blanca conviene adicionarle percarbonato, que evitará que se pueda formar un leve velo gris. Percarbonato, atención, no perborato. Un poco más difícil de encontrar, pero absolutamente no contaminante.

En cuanto a dónde obtener las nueces, quizás tengáis suerte y en alguna tienda ecológica de vuestro lugar de residencia las vendan. Si no, cualquier búsqueda en Internet dará resultados; se trata de elegir, a igual precio, las que supongan los gastos de envío más convenientes.

También hay que tener cuidado con las nueces de segunda clase: hay otro árbol saponífero que no es el mismo sino una especie de primo-hermano suyo y cuyos frutos no dan tan buenos resultados.

Yo hace unos dos meses que uso las nueces y las he comprado a Xelene, que es una forera de mundorecetas.com. La podéis encontrar en el subforo Mercadillo; sus nueces son de calidad y su atención inmejorable, además de que facilita diversas opciones de envío.

Espero que cada vez más personas se animen a usar esta alternativa totalmente natural y 0% contaminante que en otros países como Alemania hace ya bastantes años que se conoce y usa.